7 claves para tener éxito con tu clínica de fisioterapia

Una vez más, hablamos sobre marketing y fisioterapia. La situación actual en España hace que la mayoría de los fisioterapeutas optemos por abrir nuestro propio negocio, pero… ¿estamos siempre preparados para ello? De manera general, somos pocos a los que nos gusta la gestión, y el hecho de abrir una clínica es la manera de trabajar como nosotros decidamos con nuestros pacientes, pero detrás de esto hay un gran trabajo que no hay que descuidar para poder tener el éxito en nuestra clínica.

 

Conoce tus competidores: Antes de abrir una clínica, lo ideal es hacer un estudio de mercado y conocer nuestros competidores. En la última década se han abierto muchas clínicas de fisioterapia, y eso que sólo vemos las que permanecen abiertas. Las grandes ciudades como Madrid o Barcelona tienen una gran oferta de fisioterapeutas, y si queremos abrir una clínica tenemos que tener en cuenta qué ofrecen los demás colegas de profesión, para saber diferenciarnos, no sólo por precio (dependiendo del barrio o zona donde nos encontremos) si no por tipo de tratamiento (puede ser que estemos especializados en alguna rama que no trabaje nadie a nuestro alrededor y eso sea un factor de diferenciación)

 

Conoce a tus pacientes potenciales: El marketing busca encontrar las necesidades de los consumidores y ser capaz de satisfacerlas. Eso es lo que realmente hacemos en todos los sectores profesionales. Es obvio que al tratarse de una profesión sanitaria, nuestra parte técnica es esencial y si somos buenos trabajando y nuestros pacientes están contentos, nos seguirán al fin del mundo. Pero, a la hora de obtener el máximo potencial en nuestra clínica, es importante ser capaz de captar las necesidades de los posibles clientes (a partir de ahora, al tratarse de un negocio, podemos llamar al paciente cliente, sin ningún tipo de connotación negativa) que vayan a entrar. Si nuestra especialidad es la fisioterapia deportiva y queremos trabajar con pacientes de alto rendimiento, difícilmente lo conseguiremos abriendo nuestra clínica en una pequeña población donde la mayoría de la población sea de la tercera edad, igualmente que si queremos trabajar con pacientes de edad avanzada, es complicado si nuestra clínica se encuentra situada en un lugar de difícil acceso en transporte público.

 

Entra en el mundo digital: Los fisioterapeutas hemos vivido siempre del boca a boca. Es muy importante, ya que nuestro mejor paciente es el que viene recomendado por otra persona que esta contenta con nuestro servicio. Pero, a día de hoy, a la hora de llegar a nuestros clientes, es importante estar presente en redes sociales, blogs y buscadores para darnos a conocer. Además, de puertas adentro, contar con un programa de gestión que nos ayude con la agenda, historia clínica y protección de datos de los pacientes. Herramientas como fisiosite.com pueden ayudarte a conseguirlo.

 

Invierte en optimizar los recursos humanos: Al igual que contar con un programa de gestión o presencia en la red, es interesante plantearnos contar con un equipo de trabajo. En muchas ocasiones, por motivos económicos la mayoría de las clínicas no cuentan con un/a secretario/a o recepcionista que realice el trabajo administrativo, atienda a los clientes tanto presencial como telefónicamente y controle la agenda, si no que lo hacemos nosotros mismos. Debemos pensar si podemos permitirnos contar con el apoyo de otra persona que nos descargue de todo este trabajo, por un lado porque a la larga será una inversión, ya que una buena atención al cliente es primordial para el buen funcionamiento de la clínica. Un seguimiento de prospectos, contestar al teléfono lo antes posible e informar bien de nuestros servicios a los futuros pacientes que entran por la puerta aumentará la eficacia. Por otro lado, salirnos de la consulta repetidas veces para informar “deprisa y corriendo” o atender alguna llamada no es la atención óptima para el paciente que estamos tratando en ese momento.

Proporciona una marca e imagen: Como hemos visto por un lado en el apartado de servicios ofertados, es importante diferenciarse, siendo así también en la imagen o marca personal. Contar con profesionales de marketing, diseño gráfico, tener un eslogan, bonos regalo y uniformes corporativos son entre otras cosas un valor añadido a nuestros servicios.

 

Alenta a tu equipo de trabajo: Si trabajas con empleados, o compañeros, no debemos olvidar que nuestro negocio crecerá si ellos creen en él y trabajan contentos. Es importante crear un buen equipo de trabajo, no olvidemos que todos hemos pasado por el rol de empleado y al final montamos nuestra clínica para librarnos de esa “presión del jefe” o de esos horarios incompatibles con la vida familiar que solemos tener los fisioterapeutas. Es imprescindible mirar por nuestros pacientes y nuestra clínica, pero siempre contando con nuestros empleados. Tener feedback de sus sensaciones, intentar ofrecerles lo mejor dentro de nuestras posibilidades, realizar reuniones periódicas, talleres y formaciones (compartir conocimientos, realizar formaciones en ventas, coaching…) para que den lo máximo de sí mismos hará que sigan amando nuestra profesión y que los pacientes estén contentos y tengan nuestra clínica (con sus trabajadores) de referencia

 

Lo más importante… ¡consigue que tus pacientes mejoren!: A no ser que nos dediquemos puramente a la gestión y contemos con compañeros que se dediquen sólo a la clínica, si seguimos realizando tratamientos, hay algo que está por encima de lo demás y nada de lo que hemos comentado sirve si técnicamente no damos lo mejor de nosotros ni buscamos el bien para nuestro paciente, porque si tenemos un negocio, si entran pacientes por la puerta, si buscamos mejorar, es porque somos FISIOTERAPEUTAS y queremos lo mejor para nuestros pacientes.

 

Éxito en tu clínica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *