Inflamación, alcalinización y nutrición.

Vamos a hablar sobre el proceso de inflamación, la alcalinización del cuerpo y la nutrición.

“Que el alimento sea tu mayor medicina”. Ya lo decía Hipócrates en los siglos V-IV a.C. y aún hoy en día, muchos se extrañan cuando además de realizar la sesión, recomendamos ciertas pautas o suplementos para mejorar la disfunción. Es cierto que no somos nutricionistas ni dietistas, pero en muchos casos la nutrición actual se centra en dietas para adelgazar o para mejorar el rendimiento deportivo, y nos olvidamos de la nutrición como medicina en el caso de patología, campo en parte perteneciente a los médicos endocrinos a los que muchas veces es difícil acceder.

Por ello cada vez es más importante la nutrición en fisioterapia, hablando de nutrición ortomolecular o nutrición celular activa, ya que somos terapeutas y con una formación adecuada podemos ayudar a mejorar procesos que sí son susceptibles de nuestro tratamiento.

 

LA INFLAMACIÓN

Es un proceso prácticamente presente en la mayoría de los pacientes que vienen a vernos.

La palabra inflamación deriva del latín inflammare, que significa encender fuego. Muchos se refieren a ella como “hinchazón”.

La inflamación es la respuesta del sistema inmunológico a invasores extraños tales como virus y bacterias o estímulos físicos y químicos, en respuesta defensiva local integrada por alteración, exudación y proliferación.

Por otro lado, existe la inflamación crónica por un trastorno del pH, el cual se mantiene en acidosis y da lugar a un descenso del glutatión y a múltiples enfermedades que cursan con inflamación crónica

Dentro de las patologías en las que se desarrollan procesos inflamatorios encontramos: patologías traumáticas (golpes, distensiones, roturas musculares, fracturas…), patologías reumatológicas y autoinmunes (artrosis, artritis reumatoide…), procesos inflamatorios sistémicos (inflamación intestinal, gastritis, amigdalitis, otitis…), procesos quirúrgicos, procesos tumorales…

Debemos tener en cuenta que con ciertas pautas podemos ayudar a mejorar la inflamación en estas patologías y también, en muchas ocasiones podemos prevenirlos utilizando también la nutrición (por ejemplo en pacientes con lesiones recurrentes, éstas pueden ser provocadas por un estado constante de acidificación del tejido conjuntivo)

 

PH ALCALINO Y ÁCIDO

La mayoría de nuestros líquidos corporales (y la sangre) tienen un pH ligeramente alcalino. Si nuestra dieta es acidificante (pH ácido, por debajo de 7), nos será difícil combatir el estrés, las emociones negativas, los esfuerzos, las lesiones y las enfermedades  (cualquier proceso que prive a las células de oxígeno y otros nutrientes esenciales).

Una dieta alcalina nos ayudará a aumentar este pH:

 

ALIMENTOS ACIDIFICANTES Y ALCALINIZANTES

Alimentos neutros o poco acidificantes: arroz integral, trigo sarraceno, sésamo, pan integral, pastas integrales, carnes blancas, pescado magro.

Alimentos acidificantes: Carne, charcutería, pescado y marisco, quesos, grasa animal, grasas vegetales refinadas, cereales, harinas refinadas, legumbres, azúcares, frutos secos (excepto almendra), bebidas industriales, café, té, cacao, vino, miel, vinagre, alcohol.

Alimentos alcalinizantes: patata, verdura, hortalizas, plátano maduro, almendras, castañas, dátiles, pasas, agua mineral, aguacate, aceite de primera prensión en frío, algas, leche vegetal y almendras.

Es importante evitar el yogur, tomate, berenjenas, espinacas, pimientos, calabacín y lentejas.

 

ALIMENTOS QUE AYUDAN A COMBATIR LA INFLAMACIÓN

En general suelen ser alimentos que contengan Omega 3, antioxidantes, fibra y sustancias antiinflamatorias.

Vegetales crucíferos: Los vegetales crucíferos tienen efectos anti-inflamatorios y anti-cancerígenos potentes e incluyen a una amplia variedad de vegetales incluyendo al brócoli, kale y col. Contienen beta-caroteno y omega3 (ayuda a alcalinizar)

Pescado azul: fuentes de ácidos grasos omega-3 EPA y DHA más concentradas así como de vitamina B12

Cúrcuma: tiene la habilidad de proteger a las grasas contra la oxidación durante el proceso de cocina, y proteger al cuerpo contra el estrés oxidante una vez que la comida cocinada ha sido consumida. La curcumina que se encuentra en la cúrcuma aumenta la expresión receptora de LDL. La actividad pobre de los receptores de LDL puede hacer que las partículas de LDL sean vulnerables a la oxidación proveniente de respuestas inflamatorias incluyendo a la presencia de AGE’s, lo que lleva a una variedad de enfermedades crónicas

Jengibre: De una planta de la familia de la cúrcuma, este ingrediente picante es un anti-inflamatorio potente, inhibiendo la formación de las prostaglandinas anti-inflamatorias, por lo tanto, reduciendo el dolor asociado con la osteoartritis y otras enfermedades inflamatorias.

Aceite de oliva virgen extra: (De primera prensión en frío y sin ser excesivamente calentado) contiene polifenoles que son antioxidantes poderosos que demuestran cómo reducir la inflamación a través del cuerpo

Ajo y cebolla: Actúan de forma parecida a los medicamentos para el dolor como el ibuprofeno desactivando las vías que dan lugar a la inflamación. La cebolla contiene agentes químicos antiinflamatorios como la quercetina y el ajo un compuesto llamado alicina

Piña: Es un potente antioxidante, rica en fibra.  Además contiene bromelina, una enzima que tiene una acción antiinflamatoria, antitumoral, antiedematosa, además de ayudar a la digestión y mejorar el sistema circulatorio y salud cardiovascular.

 

BIBLIOGRAFÍA

Anon, (2016). [online] Available at: – http://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2015/09/22/6-alimentos-para-reducir-la-inflamacion.aspx [Accessed 1 Oct. 2016].

Anon, (2016). [online] Available at: – http://www.dietaalcalina.net/lista-de-alimentos-alcalinos-y-sus-beneficios/ [Accessed 1 Oct. 2016].

Anon, (2016). [online] Available at: – http://www.osteopatiamotec.com/lesiones-deportivas-y-nutricion/ [Accessed 1 Oct. 2016].

Bordes, R. (2016). El proceso inflamatorio. [online] 2. Available at: https://www.uclm.es/ab/enfermeria/revista/numero%204/pinflamatorio4.htm [Accessed 1 Oct. 2016].

Espanol.arthritis.org. (2016). ¿Qué es la inflamación?. [online] Available at: http://espanol.arthritis.org/espanol/la-artritis/preguntas-frecuentes/pf-inflamacion/ [Accessed 1 Oct. 2016].

González de Arriba, I. and Sánchez Jorge, S. (2011). ¿Qué es una dieta sana?. Donostia-San Sebastian: Laboratorios Nutergia.

Resurgen.es. (2016). Inflamacion y pH. [online] Available at: http://www.resurgen.es/inflamacion.html [Accessed 1 Oct. 2016].

 

inflamacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *