¿Cuánto cobro por mis sesiones de fisioterapia?

 

Cuánto cobrar por las sesiones de fisioterapia es una de las preguntas más comunes que nos planteamos a la hora de empezar nuestro negocio. El tipo de tratamiento que realicemos, la formación que tengamos, los precios de la competencia o el alquiler del local son aspectos que debemos de tener en cuenta entre muchos otros.

El precio medio de las sesiones de fisioterapia varían entre los 20€ y los 60€, de manera orientativa, ya que no existe un precio prefijado y trabajamos en un mercado libre. Una vez más, no debemos olvidarnos de que nuestra clínica es un negocio, y al igual que muchos pacientes no disponen de los recursos económicos necesarios, nosotros tampoco, es nuestro trabajo, y seguro que a más de uno nos han regateado precios. Por ello es importante contar con un buen plan de marketing que defina diferentes estrategias según el tipo de clientela que tengamos, épocas de mayores o menores ingresos y gastos (tarifas, promociones, bonos, etc).

Es interesante preguntarnos primero a qué público nos queremos dirigir. No es lo mismo trabajar en una zona con una renta económica alta, donde podremos aumentar los precios (seguramente también los gastos, como el alquiler, que tengamos sean más altos) que en un barrio donde los ingresos medios sean menores. Además, debemos plantearnos si ponemos unos precios más bajos y trabajamos más horas para poder llegar a nuestro objetivo financiero, o por el contrario, ponemos precios más altos pero nos dirigimos a un público más selecto y menor.

Por otro lado, debemos tener en cuenta la inversión que hemos realizado inicialmente para abrir nuestro negocio y en cuánto tiempo pretendemos amortizarla, así como los ingresos/gastos que tengamos una vez finalizado ese proceso. Para ello es importante tener en cuenta los gastos fijos: ¿Hemos solicitado un crédito que hay que devolver mes a mes? ¿Gastos de alquiler del local? ¿Sueldos? ¿Luz? ¿Agua? ¿Programa de gestión? ¿Internet y teléfono? ¿Cuota de colegiación? ¿Recibo de autónomos?, y, los gastos variables: Material consumible (sabanillas, cremas, agujas…), campañas de publicidad (buzoneo, folletos, tarjetas, vinilos, cambios en la decoración…)

La duración y el tipo de sesiones es primordial. No es lo mismo una sesión de media hora que un domicilio en el que debemos contar desplazamiento y gasolina, una sesión de terapia manual (en la que tenemos que amortizar nuestros conocimientos) que una sesión con EPTE (en la que además tenemos que amortizar la aparatología). Es interesante contar con precios fijos por sesiones individuales y bonos, ya que son una manera de que el paciente ahorre por sesión y nosotros contemos con un ingreso más elevado en un pago aunque “perdamos” dinero por sesión. Aparte de los precios fijos, se debe valorar si al inicio no hay una cartera de pacientes, realizar promociones por apertura, o en épocas de baja afluencia como Navidad o verano realizar promociones especiales.

Supongamos un ejemplo del gasto anual de una clínica pequeña (autoempleo) en la ciudad de Madrid, para poder estimar lo que sería recomendable cobrar por sesión:

GASTOS DEL LOCAL / GASTOS DEL PROFESIONAL / OTROS GASTOS

Teléfono e internet: 60€ x 12 = 720€

Luz: 40€ x 12 = 480€

Agua: 20€ x 12 = 240€

zAlquiler: 1000€ x 12 = 12.000€

Seguro local: 320€

Recibo de autónomos: 260€ x 12 = 3120€

Seguro IT: 360€

Colegio profesional: 170€

Sueldo otras actividades (limpieza):   120€ x 12 = 1440€

TOTAL: 18.850€

Supongamos también que tenemos la suerte de trabajar 40h efectivas a la semana (ningún paciente falla, ocupamos todas las horas, no utilizamos bonos ni descuentos), y nuestro sueldo es el 50% de lo que facturemos (menos el IRPF) durante esos 11 meses:

Si cobramos un precio medio de 30€ por sesión, para llegar a cubrir esos gastos mínimos debemos realizar 628 sesiones al año, que son 57,09 al mes (11 meses, vamos a disfrutar de uno de vacaciones) es decir, 14 sesiones-horas a la semana fijas sólo para cubrir gastos. Este es el gasto fijo que supone mantener la clínica anualmente, sin haber contabilizado gastos variables (sábanas, cremas, vendas, papel, productos de limpieza, tarjetas, folletos, cambios en la decoración…), ni los muebles o aparatos que pudiésemos tener (vamos a suponer que no tenemos necesidad de amortizarlo y ya está “pagado”), así como imprevistos, como que se nos estropee el ordenador o tengamos que comprar una camilla nueva.

 

30€ x 40h/semana x 4 semanas/mes x 11 meses = 52800€ ingresos/año

Sueldo fisioterapeuta: 50% de 52800 = 26400€ brutos (22440 netos, restando el 15% de IRPF)

Si a los ingresos totales (52800€) le restamos los gastos anuales fijos (18850€) y el sueldo (26400€), nos queda un “beneficio” de 7750€ anuales para imprevistos y esos gastos variables que no hemos tenido en cuenta.

 

Esto, si tenemos la agenda llena. Si no, los ingresos disminuyen, pero los gastos fijos no cambian, así que o nos bajamos el sueldo (es cierto que hemos contado con que la cuota de autónomos la paga la clínica, así que podríamos tirar un poco más a la baja, pero podemos también contar con que gran parte de ese sueldo lo destinamos a formación, que casi se convierte en un gasto fijo) o, aumentamos el precio por sesión.

Este es un cálculo estimado de cuánto cobrar por sesión de una manera muy superficial en una clínica de un barrio de Madrid (no en el centro de la ciudad).

Cuando alguien nos diga que es caro, podemos ofrecer una clase magistral con todos nuestros gastos, o simplemente (y creo que es lo más recomendable como siempre), recordar que 30€ nos los podemos gastar cualquier día de cena, pero 30€ en salud se ven recompensados 😉

 

cobro por sesión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *