Se acerca el frío y con él, las infecciones respiratorias: Bronquiolitis

 

Las características anatómicas y fisiológicas del aparato respiratorio del niño, especialmente lactantes, les hacen sensibles a las infecciones respiratorias como la bronquiolitis.

 

¿QUÉ ES LA BRONQUIOLITIS Y CUÁLES SON SUS CAUSAS?

Ésta es la principal infección viral de las vías respiratorias inferiores, que principalmente afecta a lactantes (0-24 meses) entre los meses de octubre y abril.

La causa más frecuente es el Virus Respiratorio Sincitial (VRS), pero puede ser producido por adenovirus, parainfluenza, metapneumovirus, influenza a y b, microplasmas.

El virus se propaga si se entra en contacto directo con las secreciones de la nariz y la garganta de alguien que tenga la enfermedad. Esto puede suceder cuando otro niño o un adulto que tiene un virus:

Además, catarros en las vías altas recurrentes hacen que tengan mayor riesgo y predisposición a sufrir bronquiolitis.

 

SÍGNOS Y SÍNTOMAS

La enfermedad cursa con inflamación y edema de la submucosa peribronquial y necrosis de las células epiteliales hipersecreción y broncoespasmo.

Los síntomas principales son:

  • Cianosis: Indica una mala oxigenación tisular. Localizada en extremidades o mucosas, o generalizada. Hay que tener en cuenta que una anemia generalizada puede causar hipoxia.
  • Taquipnea: El ritmo respiratorio se acelera más de 50 ciclos por minuto (lo normal es entre 30 y 50). La bradipnea es cuando el ritmo disminuye por debajo de 30 ciclos por minuto y puede deberse al agotamiento o fallo muscular, o a un gran acúmulo de secreciones.
  • Tos: Su acción se sitúa principalmente en vías respiratorias superiores.
  • Tiraje: Es la retracción de la musculatura costal por el esfuerzo muscular
  • Sibilancias y crepitaciones: Son los ruidos respiratorios que bien se producen por un estrechamiento en el diámetro de los bronquios, produciéndose un silbido (sibilancia) o por un acúmulo de secreciones (crepitaciones)

FASES

Existen dos fases principales:

  • Fase aguda, durante los primeros 3-7 días, que algunos de ellos pasan hospitalizados.  Post-aguda: 3-4 semanas después, hasta restablecer una actividad mucociliar normal. Durante este periodo acumulan mucho moco.
  • Fase inflamatoria crónica: el mantenimiento y cronificación de la fase anterior perpetuan la actividad inflamatoria en la pared bronquial. La anatomía patológica de los bronquios muestra: vasodilatación, infiltración celular perivascular e hialinización endotelial con hemorragia, necrosis y fibrina.

La suma de las infecciones del tracto respiratorio en la infancia constituye un factor de predisposición al problema respiratorio del adolescente y del adulto.  Posibles complicaciones: Reinfecciones y/o secuelas como neumonías o atelectasias.

 

FISIOTERAPIA RESPIRATORIA EN BRONQUIOLITIS INFANTIL

La fisioterapia respiratoria ayuda a eliminar las secreciones de las vías respiratorias para evitar la obstrucción de las vías aéreas, permitiendo el intercambio de gases.

Durante los últimos años está habiendo un cambio en la fisioterapia respiratoria y muchas formaciones se encuentran desactualizadas. Existen pocos estudios sobre este tema y las conclusiones obtenidas de escasa validez debido a la metodología empleada: aplicación de técnicas en desuso, pacientes ingresados en UCI, y tamaño de las muestras pequeño. La mayoría de los estudios son realizados en bebés hospitalizados, en una fase subaguda donde la acumulación de moco e infección ya está presente.

La fisioterapia respiratoria se aplica en la fase aguda de la enfermedad. Las técnicas con evidencia científica aplicables en la bronquiolitis, siempre tras una exploración física del bebe con auscultación, son:

  • Desobstrucción Rinofaríngea Retrógada (DRR): Es una maniobra inspiratoria forzada destinada a la limpieza de secreciones rinofaríngeas, acompañada o no de instilación local de sustancias medicamentosas. Al final del tiempo espiratorio la boca del niño se cierra con el dorso de la mano que acaba de terminar su apoyo torácico, elevando la mandíbula y forzando al niño a una absorción nasal.
  • Espiración Lenta Prolongada (ELPr): Técnica pasiva de ayuda espiratoria aplicada al bebé. Se coloca al niño en decúbito dorsal sobre una superficie dura. Se ejerce una presión manual toracoabdominal lenta que se inicia al final de una espiración espontánea y continua hasta el volumen residual. Llega a oponerse a 2 ó 3 inspiraciones. Unas vibraciones pueden acompañar la técnica. El objetivo es conseguir un volumen espiratorio mayor.
  • Tos provocada: Se basa en el mecanismo de la tos refleja inducido por la estimulación de los receptores mecánicos situados en la pared de la tráquea extratorácica. Se realiza después de la ELPr.

Bibliografía :

Anon, (2016). [online] Available at: http://www.fisiobronquial.com/wp-content/uploads/file/LACTANTES%20CON%20BRONQUIOLITIS%20Y%20FISIOTERAPIA%20RESPIRATORIA.pdf [Accessed 10 Oct. 2016].

Arcas Patricio, M. (2006). Fisioterapia respiratoria. Alcalá de Guadaíra, Sevilla: Editorial Mad.

Medlineplus.gov. (2016). Bronquiolitis: MedlinePlus enciclopedia médica. [online] Available at: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000975.htm [Accessed 10 Oct. 2016].

Medlineplus.gov. (2016). Sibilancias: MedlinePlus enciclopedia médica. [online] Available at: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003070.htm [Accessed 10 Oct. 2016].

Postiaux G. Fisioterapia respiratoria en el niño. Madrid: McGraw-Hill Interamericana de España; 2001.

Solofisio.com. (2016). Bronquiolitis Aguda Infantil – fisioterapia y fisioterapeutas, Solofisio. [online] 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *