¿Qué es el fenómeno de congelación de la marcha?

El fenómeno de congelación de la marcha o freezing of gait, es lo que se conoce como un trastorno episódico de la marcha caracterizado, principalmente, por la incapacidad de llegar a generar una continuidad en el paso que sea efectiva (1). No obstante, la literatura actual ha demostrado que dicha condición de congelación no es exclusiva a la marcha si no que también puede producirse en movimientos alternos repetitivos de los dedos (2,3) o incluso durante una charla (4). Sin embargo, todavía no está claro si estos bloques de ejecución motora presentan el mismo sustrato fisiopatológico que el fenómeno de congelación en la marcha (5).

Este fenómeno se caracteriza clínicamente por episodios repentinos, normalmente breves, en los que hay una incapacidad para generar una marcha eficaz hacia delante. Comúnmente tienen lugar al iniciar la marcha y al realizar giros caminando (1,6).

 

congelacion-marcha

 

Por otra parte, resulta fundamental saber que el fenómeno de congelación de la marcha se produce en más de la mitad de los pacientes con enfermedad de Parkinson  en estado avanzado, siendo uno de los síntomas más debilitantes y menos entendidos de dicha patología (7). Esto es debido, entre otras cosas, a que supone un importante factor de riesgo de caídas  agravado por el hecho de que el fenómeno suele ir acompañado de déficits cognitivos y alteraciones en el equilibrio(8-10). La evidencia científica corrobora que dicho fenómeno se encuentra relacionado con una alteración tanto en la ejecución del movimiento como en funciones cognitivas tales como la atención, lo cual se hace más evidente durante las conocidas “tareas duales”/ “dual tasks” (11,12). Además, dicho trastorno se ve muy condicionado por los factores ambientales, como por ejemplo, atravesar puertas estrechas o sortear obstáculos inesperados (13,14). Por tanto, necesitamos conocer bien este síntoma para poder avanzar en el tratamiento que se les ofrece a dichos pacientes.

 

¿Qué nos dicen los estudios actualmente?

Todo esto es lo que ha llevado a investigar más concretamente en la disfunción de las redes neuronales que se encargan de procesar de forma efectiva este tipo de información. Actualmente, las investigaciones han ido poniendo de manifiesto no solo la alteración en la ejecución de la marcha que es claramente visible en dichos pacientes, sino más concretamente, el papel que tiene el procesamiento de la información atencional y visuoespacial (14).

Un estudio en el que se solicitaba una tarea atencional en pacientes con Parkinson y fenómeno de congelación de la marcha, y pacientes con Parkinson sin dicho fenómeno, obtuvo diferencias interesantes entre los grupos. Observaron que el grupo de pacientes con fenómeno de congelación presentaban déficits a la hora de resolver conflictos en comparación con aquellos que no habían desarrollado la congelación de la marcha, lo cual lleva a pensar que este trastorno podría estar asociado con un fallo en la sincronización de los procesos automatizados e inconscientes, y los procesos conscientes y controlados (15).

Del  mismo modo, ciertas investigaciones han identificado problemas en la percepción visuoespacial de estos pacientes, pudiendo sugerirse también que las déficits de procesamiento a este nivel pueden estar asociados a patofisiología a nivel del dorsal. En este nivel estarían implicadas las redes neuronales occipito-parietales que  conectan la corteza visual primaria con la corteza motora primaria (14).

El estudio de Matar E y cols., hipotetizó que en los pacientes con fenómeno de congelación se obtendría un retraso significativo en la ejecución motora al enfrentarse a estímulos que requiriesen resolver más conflictos y con factores ambientales que generasen un mayor procesamiento. Todo ello fue comparado con pacientes con Parkinson sin fenómeno de congelación y con sujetos sanos, empleando la realidad virtual como método inmersivo para llevar a cabo el escenario requerido. Los resultados que encontraron fueron latencias de paso mayores por parte de los pacientes con congelación de la marcha cuando tenían que atravesar puertas estrechas frente a los que no presentaban congelación. Del mismo modo, las latencias de paso se mostraron mayores en el grupo con congelación de la marcha cuando se asociada la ejecución motora (parar o caminar) con una tarea cognitiva (rojo=parar, verde=caminar) (15).

 

Impacto del estudio de Matar E y cols.

El estudio de Matar E y cols., demuestra que los pacientes con Parkinson que cursan con el fenómeno de congelación de la marcha, tienen una alteración en el procesamiento de la ejecución motora a realizar cuando se combina con una tarea atencional, puesto que tardan más en responder. Esto puede significar que dichos pacientes presenten una capacidad reducida para inhibir movimientos automáticos que están asociados con señales implícitas, es decir, no son capaces de regular correctamente cuando se les presentan movimientos automáticos y movimientos conscientes al mismo tiempo (12).

Así mismo, se vio que los pacientes con congelación de la marcha generaban una respuesta automática más fuerte cuando se encontraban ante situaciones donde debían resolver conflictos. A la hora de inhibir la respuesta presentan una alteración, lo cual indica una posible disfunción de la corteza prefrontal dorsolateral, el área motora suplementaria y la corteza parietal (16). Aun así, esto debería ser estudiado en mayor profundidad en investigaciones futuras.

Todo esto nos permite abordar a estos pacientes de maneras más innovadoras con técnicas de neurorehabilitación, como la realidad virtual o la imaginería motora, conociendo cada vez con mayor precisión los puntos débiles a tratar en pacientes de Parkinson que presentan un síntoma tan incapacitante.

Post de nuestra colaboradora Marta Díaz Sáez ( twitter: @94Martads)

Referencias bibliográficas

  • Nutt, J.G., Bloem, B.R., Giladi, N., Hallett, M., Horak, F.B., and Nieuwboer, A. Freezing of gait: moving forward on a mysterious clinical phenomenon. Lancet Neurol. 2011; 10: 734–744.
  • Almeida Q J, Wishart LR, Lee TD. Bimanual coordination deficits with Parkinson’s disease: the influence of movement speed and external cueing. Mov Disord 2002; 17: 30–37.
  • Nieuwboer A, Vercruysse S, Feys P, Levin O, Spildooren J, Swinnen S. Upper limb movement interruptions are correlated to freezing of gait in Parkinson’s disease. Eur Neurosci 2009; 29: 1422–30.
  • Moreau C, Ozsancak C, Blatt JL, Derambure P, Destee A, Defebvre L. Oral festination in Parkinson’s disease: biomechanical analysis and correlation with festination and freezing of gait. Mov Disord 2007; 22: 1503–36.
  • Nonnekes J, Snijders AH, Nutt JG, Deuschl G, Giladi N, Bloem BR. Freezing of gait: a practical approach to management. Lancet Neurol. 2015 Jul;14(7):768-78.
  • Okuma Y. Practical approach to freezing of gait in Parkinson’s disease. Pract Neurol 2014; 14: 222–30.
  • Giladi, N., Treves, T.A., Simon, E.S., Shabtai, H., Orlov, Y., Kandinov, B. et al. Freezing of gait in patients with advanced Parkinson’s disease. J Neural Transm. 2001; 108: 53–61.
  • Canning CG, Paul SS, Nieuwboer A. Prevention of falls in Parkinson’s disease: a review of fall risk factors and the role of physical interventions. Neurodegener Dis Manag 2014; 4: 203–21.
  • Bloem BR, Hausdorff JM, Visser JE, Giladi N. Falls and freezing of gait in Parkinson’s disease: a review of two interconnected, episodic phenomena. Mov Disord 2004; 19: 871–84.
  • Giladi N, Huber-Mahlin V, Herman T, Hausdorff JM. Freezing of gait in older adults with high level gait disorders: association with impaired executive function. J Neural Transm 2007; 114: 1349–53.
  • Spildooren, J., Vercruysse, S., Desloovere, K., Vandenberghe, W., Kerckhofs, E., and Nieuwboer, A. Freezing of gait in Parkinson’s disease: the impact of dual-tasking and turning. Mov Disord. 2010; 25: 2563–2570.
  • Lewis, S.J. and Barker, R.A. A pathophysiological model of freezing of gait in Parkinson’s disease. Parkinsonism Relat Disord. 2009; 15: 333–338.
  • Nantel, J., McDonald, J.C., Tan, S., and Bronte-Stewart, H. Deficits in visuospatial processing contribute to quantitative measures of freezing of gait in Parkinson’s disease. Neuroscience. 2012;221: 151–156.
  • Lord, S., Archibald, N., Mosimann, U., Burn, D., and Rochester, L. Dorsal rather than ventral visual pathways discriminate freezing status in Parkinson’s disease. Parkinsonism Relat Disord. 2012.
  • Matar E1, Shine JM, Naismith SL, Lewis SJ. Using virtual reality to explore the role of conflict resolution and environmental salience in freezing of gait in Parkinson’s disease. Parkinsonism Relat Disord. 2013 Nov;19(11):937-42.
  • Simmonds, D.J., Pekar, J.J., and Mostofsky, S.H. Meta-analysis of Go/No-go tasks demonstrating that fMRI activation associated with response inhibition is task-dependent. Neuropsychologia. 2008;46: 224–232.

congelacion-marcha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *