Abordaje Terapéutico en la Pubalgia en la Mujer Gestante.

La semana pasada estuvimos hablando de la Pubalgia en la mujer embarazada , pues bien, durante el embarazo, la disfunción relacionada con el dolor en la sínfisis púbica puede variar de leve a severa, pero es importante tenerla en cuenta en cualquiera de los casos. Además, cualquier terapia que permita reducir el malestar es bien recibida por los pacientes (13,14,22,24).

En primer lugar, respecto al diagnóstico de la pubalgia en mujeres embarazadas, cabe resaltar la importancia de realizar una adecuada historia clínica que nos permita valorar todos los datos clínicos de los pacientes, el análisis de las pruebas complementarias de la sínfisis púbica (radiografías y/o ecografías), y una exploración física centrada en valorar la articulación. Dicha exploración constará de pruebas de sensibilidad directa sobre la sínfisis púbica y/o articulación sacroilíaca, junto con una batería de test articulares y musculares.

Por otro lado, resulta vital tener en cuenta que a pesar de su gran utilidad en el diagnóstico, las pruebas complementarias como radiografías durante el embarazo deben reservarse para las disfunciones más severas.

En segundo lugar, una vez diagnosticada la patología, se procederá a llevar a cabo un tratamiento basado principalmente en el manejo del dolor (analgésicos, TENS, reposo o movilizaciones), la evitación de todas aquellas actividades que agravan el mismo (reposo) y la utilización del cinturón pélvico, el cual puede combinarse con otras técnicas de tratamiento (25). Existen dos tipos de cinturones pélvicos, uno flexible y otro rígido, pero la mayoría de los estudios confirman que se obtienen mejores resultados con el cinturón pélvico flexible. Natasha AMS Flack y cols., han estudiado el efecto de dichos cinturones sobre el dolor pélvico y lumbar, observando que  hay una mejora de la actividad funcional diaria tras 3 semanas de tratamiento; sin embargo, todavía existen incógnitas respecto a la comodidad, la frecuencia, y el tiempo que las mujeres embarazadas está preparadas para llevarlos (25). Basándonos en la evidencia científica, un artículo encontró que los cinturones pélvicos no son mejores que el ejercicio de forma aislada, y recomendaron a los pacientes fortalecer la musculatura para poder mantener una estabilidad a largo plazo (4). Así mismo, otro estudio recomendaba utilizar el cinturón pélvico con 50N de tensión y una posición más elevada del mismo (inmediatamente a caudal de las espinas ilíacas anterosuperiores) (26).

Entre las funciones más destacadas de los cinturones pélvicos, se ha encontrado que permiten disminuir de forma significativa la movilidad en la articulación sacroilíaca, mejorar la funcionalidad y reducir el dolor (27).

Otros tratamientos para la pubalgia durante el embarazo incluyen muletas, andadores o silla de ruedas en los casos donde la movilidad se ve comprometida (14). Algunos estudios han obtenido buenos resultados con tratamientos de masaje, manipulaciones y movilizaciones articulares de la sínfisis púbica (14). Así mismo, el ejercicio de rehabilitación durante el embarazo deberá incluir ejercicios tanto isométricos como no isométricos con brazos de palanca cortos de los miembros inferiores, evitando combinar movimientos unilaterales con el fin de prevenir los síntomas que empeoran la situación (28,29). Además, se deberá incluir en el tratamiento el acondicionamiento aeróbico, los estiramientos y la relajación de la musculatura estabilizadora de la pelvis y la zona lumbar, pudiendo incluir la hidroterapia para ayudar a reducir el dolor y descargar las articulaciones (28–30). En los casos más extremos que presenten una diástasis de la sínfisis púbica, será necesario derivar al cirujano ortopédico con el objetivo de suturar la sínfisis (14).

Por último, destacar la importancia de la rehabilitación postparto mediante ejercicios de progresión lenta que incluyan el restablecimiento tanto de la estabilidad lumbopélvica y de la cadera, como del control motor de la musculatura abdominal, transverso, multífidos y suelo pélvico (22–24).

Finalmente, como fisioterapeutas es importante ofrecer educación terapéutica a las pacientes con pubalgia en el embarazo y el postparto, y dar algunas recomendaciones posturales y ergonómicas, tales como (14):

 

  • Tomar descansos frecuentemente para conseguir aliviar el dolor.
  • Vestirse en sedestación.
  • Colocarse decúbito lateral con una almohada entre las piernas.
  • Evitar agravar el problema cargando y elevando pesos.
  • Subir escaleras con una pierna cada vez, comenzando con la que menos duele.
  • Controlar el peso antes de volver a quedarse embarazada.

 

Post de nuestra colaboradora Marta Díaz Sáez (twitter: @94Martads)

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Leadbetter RE, Mawer D, Lindow SW. The development of a scoring system for symphysis pubis dysfunction. J Obstet Gynaecol. 2006 Jan;26(1):20–3.

2. Leadbetter RE, Mawer D, Lindow SW. Symphysis pubis dysfunction: a review of the literature. J Matern Fetal Neonatal Med. 2004 Dec;16(6):349–54.

3. Borg-Stein J, Dugan SA. Musculoskeletal disorders of pregnancy, delivery and postpartum. Phys Med Rehabil Clin N Am. 2007 Aug;18(3):459–76, ix.

4. Nilsson-Wikmar L, Holm K, Oijerstedt R, Harms-Ringdahl K. Effect of three different physical therapy treatments on pain and activity in pregnant women with pelvic girdle pain: a randomized clinical trial with 3, 6, and 12 months follow-up postpartum. Spine (Phila Pa 1976). 2005 Apr 15;30(8):850–6.

5. Flack NAMS, Hay-Smith EJC, Stringer MD, Gray AR, Woodley SJ. Adherence, tolerance and effectiveness of two different pelvic support belts as a treatment for pregnancy-related symphyseal pain – a pilot randomized trial. BMC Pregnancy Childbirth. 2015 Jan;15:36.

6. Depledge J, McNair PJ, Keal-Smith C, Williams M. Management of symphysis pubis dysfunction during pregnancy using exercise and pelvic support belts. Phys Ther. 2005 Dec;85(12):1290–300.

7. Damen L, Spoor CW, Snijders CJ, Stam HJ. Does a pelvic belt influence sacroiliac joint laxity? Clin Biomech (Bristol, Avon). 2002 Aug;17(7):495–8.

8. Mens JMA, Damen L, Snijders CJ, Stam HJ. The mechanical effect of a pelvic belt in patients with pregnancy-related pelvic pain. Clin Biomech (Bristol, Avon). 2006 Feb;21(2):122–7.

29. Mens JM, Snijders CJ, Stam HJ. Diagonal trunk muscle exercises in peripartum pelvic pain: a randomized clinical trial. Phys Ther. 2000 Dec;80(12):1164–73.

10. Sanders SG. Dancing through pregnancy: activity guidelines for professional and recreational dancers. J Dance Med Sci. 2008 Jan;12(1):17–22.

11. Stuge B, Hilde G, Vøllestad N. Physical therapy for pregnancy-related low back and pelvic pain: a systematic review. Acta Obstet Gynecol Scand. 2003 Nov;82(11):983–90.

 
pubalgia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *