Inestabilidad Lumbar: Importante saber manejarla.

La inestabilidad de la columna la describió Panjabi en 1992 como área de laxitud alrededor de la zona neutra articular de un segmento vertebral. La inestabilidad lumbar supone una causa de dolor importante y es generalmente asociada a grandes limitaciones funcionales.

Dentro de la inestabilidad lumbar distinguimos la inestabilidad funcional (clínica) y la inestabilidad estructural (radiográfica). La inestabilidad funcional, que puede causar dolor en nuestros pacientes a pesar de la ausencia de anomalías radiológicas, se puede definir como la pérdida de la capacidad neuromotora para controlar el movimiento segmentario durante el rango medio. Mientras que la inestabilidad estructural o mecánica se puede definir como la alteración de los estabilizadores pasivos, que limitan el excesivo rango de movimiento del extremo segmentario (ROM). También existe la posibilidad de tener una inestabilidad combinada.

Es importante que diagnostiquemos bien a los pacientes con dolor lumbar (que no son pocos). Aquí os dejo algunos datos sobre el mismo:

  • Entorno al 80% de la gente lo padecerá a lo largo de su vida ( Dillingham, 1995)
  • La mayoría de las alteraciones agudas de la región lumbar se resuelven en un periodo de 4 semanas.
  • La recurrencia es muy alta (Croftycols.,1998).
  • Alrededor de un 10-40% de alteraciones lumbares llegan a cronificar
  • Representan un coste muy alto en la sociedad
  • La mayoría de las lumbalgias se clasifican como no específicas, ya que realmente no se puede realizar un diagnóstico con los métodos radiológicos (Dillingham, 1995). Incluso cuando se realiza un diagnóstico específico, la validez del diagnóstico puede ser discutida.

De todos los pacientes  que nos aparecen con dolor lumbar, generalmente se verán beneficiados de un programa de estabilización, aquellos que:

  1. Rango de movilidad de elevación de pierna extendida >90
  2. Test positivo de inestabilidad en prono
  3. Movimientos aberrantes positivo
  4. Menor de 40 años

imagen 5 imagen 4 imagen 1

(imágenes tomadas de Vanti y cols 2016)

Hay que tener cuidado con estos pacientes, ya que la inestabilidad puede tener un dolor crónico asociado, asi como generar altos niveles de discapacidad. Podemos agravar los síntomas con las movilizaciones (PAs) o con las manipulaciones.

La educación del paciente es importante en el tratamiento de los pacientes con inestabilidad segmentaria. Esta educación debe enfocarse en motivar al paciente a mantenerse activo, sabiendo qué movimientos deben realizarse de manera limitada o con cuidado. Estos movimientos son movimientos de flexión cargados, ya que pueden crear un desplazamiento posterior del disco(1). Así mismo cualquier posición al final de rango de la columna lumbar también debe evitarse ya que estos sobrecargan las estructuras estabilizadoras pasivas posteriores.

La Fisioterapia para la inestabilidad segmentaria de estos pacientes debemos centrarla en ejercicios diseñados para mejorar la estabilidad de la columna vertebral, y dejar a un lado terapias pasivas(2). Tanto es así que los ejercicios dinámicos intensivos para musculatura extensora demostraron ser significativamente superiores a un régimen de tratamiento estándar de termoterapia, masaje y ejercicios leves en pacientes con dolor lumbar recurrente(3,4,5).

El entrenamiento de la musculatura estabilizadora tiene resultados positivos en el control del dolor. Aún no está del todo claro cómo funciona este mecanismo. Pero sabemos que cuando los músculos se contraen, y especialmente cuando lo hacen simultáneamente, comprimen toda la columna lumbar. Esto hace que sea más difícil para las articulaciones y los discos intervertebrales moverse en direcciones ineficientes, conservando una buena relación “acción-contracción” (6).

 

Post de nuestro colaborador Pablo de Santiago López ( twitter: @pablodesan_lo)

 

  1. American Academy of Orthopaedic Surgeon : A glossary on spinal terminology. Chicage 1985
  2. Kisher, S. Lumbar Spine Anatomy (overview), 2015.
  3. Leone A. (2007). Lumbar Intervertebral Instability: A Review. Radiology, 245;(1)
  4. Lumbar instability. Elsevier et al. Chapter 37, p523 – 529, 2013
  5. Beazell J. R. (2010). Lumbar instability: an evolving and challenging concept. J Man Manip Ther., 18;(1): 9–14.
  6. Nizard R. S. Radiologic assessment of lumbar intervertebral instability and degenerative spondylolisthesis. Radiol Clin North Am, 39. 2001;(1):55-71.

 

 inestabilidad-lumbar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *