Efectos de la neurodinámica en el tratamiento del síndrome del túnel del carpo

 

Introducción.

El Síndrome del Túnel Carpiano (STC), consiste en una neuropatía por atrapamiento del nervio mediano a nivel del túnel carpiano.1 Tiene una prevalencia del 3,8%2 , aumentando su aparición en personas de entre 40 – 60 años.3 En más común de forma bilateral.3

El STC está asociado a4,5 :

  • Traumatismos repetitivos.
  • Artritis reumatoide.
  • Acromegalias.
  • Fx. de muñeca.
  • Embarazo.

En cuanto a la fisiopatología el STC se debe a que la compresión del nervio mediano deteriora la vaina de mielina, suponiendo una disminución de la velocidad de conducción6. Esta alteración en la conducción del nervio mediano a través del túnel del carpo supone una serie de signos y síntomas:4,6

    • Debilidad y pérdida de fuerza en el miembro superior, sobre todo en las manos.
    • Dolor de tipo quemazón o ardor.
    • Parestesias en cara ventral de mano y dedos.
    • Pérdida de sensibilidad en el recorrido del nervio mediano.
    • Atrofia de la musculatura en la eminencia tenar.
    • Sintomatología nocturna (característico de dolor neuropático).

 

¿Cómo tratar el STC?

El tratamiento del STC es multimodal: terapia física y manual, medicación, intervenciones conductuales y ocupacionales.6 Únicamente en casos severos se realiza cirugía descompresión túnel del carpo.

En cuanto a la terapia manual y neurodinámica como tratamiento conservador se necesita más investigación.7De aquí en adelante, la técnica de la que hablaremos es la movilización del sistema nervioso, o Neurodinamia, para el tratamiento del STC.

Cabe destacar que se suele dar a Butler y Shacklock la “paternidad” de la técnica, pero Geoffrey Maitland fue quien desarrolló el gran conocido Slump Test, técnica de puesta en tensión del tejido neural. (de izquierda a derecha en la foto: Maitland, Butler y Shacklock)

Una vez se demostró la aplicación clínica de la mecánica y la fisiología del sistema nervioso, su relación entre ellas y su integración con la función del sistema musculoesquelético. La movilización neural empieza a considerarse una modalidad de tratamiento utilizada en relación con las patologías del sistema nervioso. 

La neurodinámica es el término más aceptado que se refiere a las funciones biomecánicas, fisiológicas y morfológicas integradas en el sistema nervioso8-11. Es necesario para poder realizar movimientos que el sistema nervioso sea capaz de adaptarse a las cargas mecánicas, y debe soportar por tanto la elongación, deslizamiento, cambio de sección transversal, angulación y compresión. Si alguno de estos mecanismos de protección dinámica fallan, el sistema nervioso es vulnerable a edema neural, isquemia, fibrosis e hipoxia, que pueden causar una neurodinámica alterada8,9.

Cuando se utiliza la movilización neural para el tratamiento de la neurodinámica adversa, el objetivo teórico primario es intentar restablecer el equilibrio dinámico entre el movimiento relativo de los tejidos neuronales y las interfaces mecánicas circundantes, permitiendo así reducir presiones intrínsecas en el tejido neural y promoviendo así la función fisiológica óptima8-13. Los beneficios hipotéticos de estas técnicas incluyen la facilitación del deslizamiento nervioso, la reducción de la adherencia de los nervios, la dispersión de fluidos nocivos, el aumento de la vascularización neural y la mejora del flujo axoplásmico8,9,11-17. Sin embargo, estos mecanismos etiológicos para los efectos clínicamente observados de la movilización neural todavía requieren mayor validación.

Las técnicas de neurodinámica han demostrado tener efectos positivos en pacientes con STC. La movilización del sistema nervioso produce una disminución significativa de la intensidad de dolor(8,9), disminución de la sensibilidad a la presión18,19 y mejoras en el rango de movilidad, y función del miembro superior.18,20

Una reciente revisión sistemática del “Journal of Manipulative and Physiological Therapeutics”21 cuyo objetivo fue revisar la literatura sobre la efectividad de los ejercicios de deslizamiento neural para el manejo del síndrome del túnel carpiano, encontraron que la mayoría de los estudios informaron de mejoras en el dolor percibido por los pacientes, el umbral de dolor de presión y la función de los pacientes después de la realización de  deslizamientos del nervio, combinado o no con terapias adicionales. Al comparar el deslizamiento nervioso con otras terapias, parece dar mejores resultados que otro tipo de terapias, sin embargo, 6 de los 13 estudios que se incluyeron en la revisión tuvieron una baja calidad (de 5/11 o menos) según la escala de PEDro.

Post de nuestro Redactor Pablo de Santiago ( twitter: @pablodesan_lo)

 

REFERENCIAS

  • Alfonso C, Jann S, Massa R, Torreggiani A. Diagnosis, treatment and follow up of the carpal tunnel syndrome: a review. Neurol Sci. 2010 Jun; 31(3): 243-52. Epub 2010 Feb 10.
  • Atroshi I, Gummesson C, Johnsson R, Ornstein E, Ranstam J, Rosén I. Prevalence of carpal tunnel syndrome in a general population. JAMA. 1999 Jul; 282(2): 153-8.
  • Phalen GS. The carpal tunnel syndrome. Seventeen years´experience in diagnosis and treatment of six hundred fifty four hands. J Bone Joint Surg Am. 1966 Mar; 48(2): 211-28.
  • Basiri K, Katirji B. Practical approach to electrodiagnosis of the carpal tunnel syndrome: a review. Adv Biomed Res. 2015 Feb; 4: 50. eCollection 2015.
  • Gómez Conesa A, Serrano Gisbert MF. Síndrome del túnel del carpo. Fisioterapia. 2004; 26(3): 170-85.
  • Basiri K, Katirji B. Practical approach to electrodiagnosis of the carpal tunnel syndrome: a review. Adv Biomed Res. 2015 Feb; 4: 50. eCollection 2015.
  • Arango Jaramillo E, Buitrago Cifuentes L, Maya Lopera C, Gómez Portillo S, Uribe Londoño J, Vázquez Trespalacios EM. Síndrome del túnel del carpo: aspectos clínicos y su relación con los factores ocupacionales. Revista CES Salud Pública. 2012 Jul-Dic; 3(2): 210-8.
  • Butler DS. El Sistema Nervioso Sensible. Adelaide, Australia: Noigroup Publications; 2000.
  • Shacklock MO. Neurodinámica. Fisioterapia. 1995; 81 : 9-16.
  • Shacklock MO. Aplicaciones clínicas de la neurodinámica. En: Shacklock MO, editor. Moviéndonos hacia el dolor. Chatswood, Reino Unido: Butterworth-Heinemann; 1995. págs. 123-131.
  • Shacklock MO. Neurodinámica Clínica: Un Nuevo Sistema de Tratamiento Neuromusculosquelético. Oxford, Reino Unido: Butterworth Heinemann; 2005.
  • Butler DS, Shacklock MO, Slater H. Tratamiento de la alteración de la mecánica del sistema nervioso. En: Boyling J, Palastanga N, editores. La Terapia Manual Moderna de Grieve: La Columna Vertebral. 2ª ed. Edimburgo, Reino Unido: Livingston Churchill; 1994. pp. 693-703.
  • Gifford L. Neurodinámica. En: Pitt-Brooke J, Reid H, Lockwood J, Kerr K, editores. Rehabilitación del Movimiento. Londres, Reino Unido: WB Saunders Company Ltd; 1998. págs. 159-195.
  • Kitteringham C. El efecto de la pierna recta plantea ejercicios después de la cirugía de descompresión lumbar: Un estudio piloto. Fisioterapia. 1996; 82 : 115 – 123.
  • Coppieters MW, Stappaerts KH, Wouters LL, Janssens K. Los efectos inmediatos de una técnica de tratamiento de deslizamiento lateral cervical en pacientes con dolor cervicobraquial neurogénica. J Orthop Sports Phys Ther. 2003; 33 : 369 – 378.
  • Rozmaryn LM, Dovelle S, ER Rothman, Gorman K, Olvey KM, Bartko JJ. Los ejercicios de deslizamiento de nervios y tendones y el manejo conservador del síndrome del túnel carpiano. J Mano Ther. 1998; 11 : 171-179.
  • Scrimshaw S, Maher C. Ensayo controlado aleatorio de la movilización neural después de la cirugía espinal. Espina. 2001; 26 : 2647 – 2652.
  • Tal-Akabi A, Rushton A. An investigation to compare the effectiveness of carpal bone mobilization and neurodynamic mobilization as methods of treatment for carpal tunnel syndrome. Man Ther. 2000 Nov; 5(4): 214-22.
  • Bialosky JE, Bishop MD, Price DD, Robinson ME, Vincent KR, George SZ. A randomized sham-controlled trial of a neurodynamic technique in the treatment of carpal tunnel syndrome. J Orthop Sports Phys Ther. 2009 Oct; 39(10): 709-23.
  • Heebner ML, Roddey TS. The effects of neural mobilization in addition to standard care in persons with carpal tunnel syndrome from a community hospital. J Hand Ther. 2008 Jul-Sep; 21(3): 229-40; quiz 241.
  • Ballestero-Perez R et al. Effectiveness of Nerve Gliding Exercises on Carpal Tunnel Syndrome: A Systematic Review. JMPT 2017 Jan;40(1):50-59.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *