Las terapias alternativas en la actualidad: Entrevista a Elena Almazán de Gracia y Yolanda Pérez Martín

Hablamos con dos fisioterapeutas y docentes que utilizan las terapias complementarias en su práctica clínica y son formadoras en este campo. Ellas son Elena Almazán y Yolanda Pérez, ambas profesoras en la universidad pública y escuelas privadas de formación, que utilizan las terapias holísticas con sus pacientes y enseñan a los fisioterapeutas o futuros fisioterapeutas el amplio espectro de utilización en consonancia con las técnicas tradicionales en fisioterapia. Nos cuentan como es la actualidad en España para estas técnicas, sus ventajas y beneficios para los fisioterapeutas y sobre todo para los pacientes.

 

Fisiosite.   ¿Qué son las terapias alternativas? ¿Qué son para tí como fisioterapeuta? (Importancia que les das en tu práctica clínica)

Elena Almazán. – Las terapias alternativas son distintas técnicas que podemos utilizar en nuestras consultas, para tratar de ofrecerle al paciente un tratamiento más completo, con ellas, intentamos asegurar la recuperación de las lesiones o patologías al completo, saliendo un poco de las terapias convencionales; estas técnicas tratan de activar la capacidad de auto-curación o auto-regeneración del paciente, englobando todos los aspectos que componen a una persona, cuerpo, mente, y energía.

Yolanda Pérez. – Más que en terapias alternativas, creo en terapias complementarias y prefiero llamarlas así; ya que refleja la complementariedad de éstas con aquellas otras basadas en el modelo biomédico sobre el que, históricamente, se han construido las Ciencias de la Salud en general y la Fisioterapia en particular.

Entiendo al ser humano como un todo íntegro e interrelacionado; mucho más que la suma de las partes biológica, psicológica y social por separado. Cuando la salud de una persona está afectada, toda ella ha perdido el equilibrio e intenta adaptarse a la nueva situación de la mejor forma posible con los recursos de que dispone. No concibo un problema de salud en lo físico o biológico sin su correspondiente desequilibrio en lo emocional, lo cognitivo (creencias, valores), lo conductual y lo energético, y viceversa.

Diría entonces que las terapias complementarias son todas aquellas formas de abordaje terapéutico que tienen en cuenta y trabajan sobre los aspectos implicados en el estado de salud que quedan desatendidos por las convencionales.

 

F.S.   ¿Qué terapias utilizas? (Biomagnetismo, kinesiología, acupuntura, moxibustión…)

Elena Almazán. – Las terapias que mas utilizo son acupuntura, moxibustión, ventosas, reflexologia podal, auriculoterapia, craneopuntura, biomagnetismo, y kinesiologia. Estas son de mi especial predilección y porque consiguen aportar grandes beneficios a mi trabajo diario, ayudándome tanto a realizar un correcto diagnostico del paciente, como a proceder con un tratamiento mas completo. Son mas de 10 años los que llevo trabajando con terapias alternativas, holisticas y naturales, y cada día que pasa estoy más entusiasmada con ellas, porque consigo resultados clínicos a veces, casi increíbles y la mayoría de los casos, muchísimo más rápidos que si utilizara solo técnicas de fisioterapia convencional.

Yolanda Pérez. – Fundamentalmente trabajo integrando la Kinesiología y la Descodificación Biológica; utilizando sobre esta base el amplio espectro de técnicas que incorporan ambos sistemas: nutrición, técnicas de liberación emocional, de programación neurolingüística, trabajo sobre puntos de acupuntura y meridianos de la MTC, etc.

 

F.S. ¿Qué es lo que te ha llevado a utilizar en tus tratamientos estas terapias? (Búsqueda de algo mejor, la “fisioterapia” se quedaba corta, visión holística…)

Elena Almazán. – A lo largo de mi recorrido profesional siempre he tratado de ayudar a mis pacientes con la máxima entrega, y en mis inicios, en ocasiones sentía  que necesitaba técnicas complementarias que aportasen una mayor excelencia al tratamiento y debido a que por aquellos entonces, todavía no contemplaba a la persona como un ser holistico, no consideraba que una lesión de cualquiera, pudiera repercutir en el paciente a partes iguales, a nivel físico, emocional, energético… Con lo cual, cuando se trabaja para recuperar una lesión, hay que tratar de hacerlo a todos esos niveles, y son las terapias alternativas y holísticas las que nos ayudan a recuperar el equilibrio en las personas.

Yolanda Pérez. – Desde mi formación en terapia manual, en primer lugar, y posteriormente en reeducación postural global junto con la práctica profesional desarrollada en centros de salud con pacientes con dolor crónico en su mayoría, me he ido encontrando con la necesidad de ampliar mi visión acerca de lo implicado en los problemas de salud crónicos. Con curiosidad y mente abierta he ido ampliando poco a poco mi concepto de globalidad, hasta entonces restringido al cuerpo. He necesitado indagar, más allá de los límites convencionales, qué es lo que hay debajo del dolor, del sufrimiento y la discapacidad, porque no encontré respuestas que explicaran lo que vivía día a día en mi práctica profesional. Desde siempre he leído mucho sobre aspectos nutricionales y emocionales de la enfermedad y, una vez diplomada, sobre el enfoque bio-psico-social, la atención integral al sujeto…  Es en ese proceso de búsqueda cuando me encuentro con la kinesiología primero y la descodificación biológica después. Tras un periodo de prueba en mí misma y valorando los resultados sobre mí, decido compartirlo con las personas que me piden ayuda con sus problemas de salud y están abiertas a ello.

 

F.S. Cada día, por suerte, vemos más a los pacientes como un todo, integrando los sistemas energéticos, emocionales, endocrinos y físicos. ¿Crees que estas terapias pueden ayudar a llegar más lejos a muchas técnicas de fisioterapia a la hora de elaborar un diagnóstico y un tratamiento?

Elena Almazán.- Sin duda, estas terapias nos ayudan a elaborar un correcto diagnostico, que es la clave para un buen tratamiento, y en este aspecto también nos ayudan a conseguir que nuestras técnicas de fisioterapia sean más eficaces y efectivas, de manera coloquial siempre explico que “ayudan a que el terreno este abonado,  de esa forma tiene más predisposición a crecer y florecer algo mejor” es decir, si el cuerpo está equilibrado, todas las terapias que realicemos sobre él, serán capaces de ser más eficaces.

Yolanda Pérez.- Efectivamente, es que todos estos sistemas que enumeras son parte de la persona y la persona es un todo integral. No es un cuerpo, con una biología, que es independiente de una mente, con su psicología, y de un campo energético, con su actividad. Todo es uno. Y si solo se reconoce y se actúa sobre una parte, el resto se queda cojo.

Tampoco concibo un tratamiento fisioterápico, cuyo objetivo principal está en la restauración del  movimiento y la capacidad funcional de los sujetos afectados, que no trabaje de una forma global, integrando los aspectos bioquímicos, emocionales, cognitivos, conductuales y energéticos. Trabajar el movimiento implica no solo trabajo sobre los tejidos, sino también aprendizaje, confianza, seguridad, atención, energía, nutrición, flujo, equilibrio…

 

entrevista-terapia

 

F.S.  ¿Cómo ves en la práctica clínica actual la utilización de estas terapias en consonancia con la fisioterapia? (a nivel de aceptación por parte de los pacientes, por parte de los propios fisioterapeutas) ¿Y en el futuro?

Elena Almazán.- Por parte de los pacientes, encuentro en un principio expectación, observan cuidadosamente los cambios que encuentran en su estado de salud, y conforme a mi experiencia, como aprecian cambios muy significativos desde el principio, ponen plena confianza en ti, y dejan que seas tú, quien decida que terapias emplear en su tratamiento.

Por parte de los compañeros fisioterapeutas, hay dos grandes grupos, los  escépticos, que en un principio no creen nada y rechazan estas corrientes, y los que se van dejando seducir por los resultados de las terapias, gracias a estos, van incluyéndolas en su repertorio de forma progresiva y cada vez se animan más a seguir formándose.

El futuro lo veo muy prometedor, porque la gran aceptación por parte de los pacientes, que depende de forma proporcional de los resultados, hace que entre ellos mismos comenten y se animen a probar determinadas terapias, a veces, su fisioterapeuta las ejerce, y en otras ocasiones se ven obligados a cambiar de profesional,  simplemente por probar este tipo de terapias, y es esto mismo, lo que requerirá un esfuerzo extra a los propios compañeros para formarse o al menos informarse, sobre las terapias alternativas y holísticas, y una vez que las conozcan, no podrán quedarse impasibles ante ellas.

Yolanda Pérez.- Está creciendo y con velocidad. Creo que los pacientes van a ser el principal motor del cambio. Cada vez más son ellos los que han oído, preguntan y se interesan por los diferentes enfoques que tienen en cuenta los factores personales que hay detrás de su problema de salud. Intuyen que hay mucho más que un diagnóstico y un daño tisular en sus procesos y quieren trabajarlo de forma global.

Ya somos muchos los fisioterapeutas que estamos trabajando en esta línea, integrando enfoques,  y me encuentro con estudiantes, más abiertos si cabe, que se interesan mucho por ello. De todas maneras los resultados son los que hablarán y el tiempo pondrá cada cosa en su sitio. Habrá que esperar.

 

F.S. Como profesoras de la Universidad Pública y profesionales de estas terapias, ¿creéis que de algún modo chocan con la fisioterapia basada en la evidencia? ¿has tenido alguna vez que defender estas terapias frente a un compañero de profesión?

Elena Almazán.-  En realidad bastantes, sin embargo no descanso en su defensa. Después de muchos viajes,  latinoamerica, EEUU, Asia; de haber estado en hospitales y clínicas de Europa, Brasil y China trabajando con estas terapias; y de haber leído publicaciones universitarias internacionales, puedo decirte que ya no sirve el: ‘ no creo en la acupuntura’, y te explicare porque:

Existen grandes equipos, de profesionales impecables localizados por todo el mundo que se encargan de practicar lo que denominamos acupuntura científica, ellos tratan de explicar a ese  nivel, cuales son los efectos de la acupuntura.

Por un lado, existen estudios que tratan de explicar con un aparato de resonancia nuclear magnética, captando imágenes a nivel de la corteza cerebral, como al punturar un determinado punto del cuerpo, el 39VB, por ejemplo, que desde la antigüedad se emplea para el tratamiento de la patología ocular, pues resulta que al colocar una pequeña aguja en ese preciso punto, el área  de la corteza cerebral que se ilumina es la de los ojos, ¿alucinante?

Otros estudios están tomando muestras de sangre antes y después de una sesión de acupuntura y están revelando los cambios que se manifiestan a nivel hormonal, cambios en la producción de melatonina, serotonina, endorfinas…

Publicaciones demuestran como aumenta el flujo sanguíneo en la zona aplicada, como disminuye las contracturas, mejora la cicatrización, o disminuye la inflamación.

Otro estudio que resulto  muy interesante, y este fue realizado aquí en España, concretamente en la Universidad de Zaragoza,  en la Unidad de Cirugía de la Facultad de Veterinaria, dirigidos por el profesor Bonafonte, investigaba sobre conejos, con fracturas óseas, y demostraba como gracias a la utilización de electroacupuntura sobre el foco de fractura, consigue que la consolidación sea semejante a la fisiológica, cosa que no sucede sin esta técnica, ya que se reubican las fibras de forma anárquica.

Por todo esto y mucho más, te diré, que no es problema para mi el defender las terapias alternativas, porque conforme más lees, y más te informas, mas fácil es hacerlo.

Yolanda Pérez.- La fisioterapia basada en la evidencia está basada fundamentalmente en verdades estadísticas, lo cual está muy bien pero sin perderlo de vista.

Los estudios científicos, en general, se basan en comparar dos o más abordajes terapéuticos y calcular estadísticamente cuál de ellos es más ventajoso para una mayoría de personas con un problema de salud concreto y unas características similares, lo cual es útil pero sin perder de vista que no se puede controlar las diferencias individuales entre ellas.

Si además de validez interna (diseño correcto con minimización de sesgos) hay validez externa (muchos trabajo parecidos llegan a las mismas conclusiones, hay fundamentos en la ciencia actual sobre los que se explican esos resultados…) entonces se dice que hay evidencia científica de que tal o cuál abordaje terapéutico es más adecuado para el tratamiento de tal o cual problema de salud.

Por lo tanto, para que haya evidencia científica tiene que haber suficientes investigadores interesados en estudiar una determinada actuación, enfoque…, suficientes trabajos de investigación bien diseñados y ejecutados que lo estudien, que éstos terminen publicados a ser posible en una revista de impacto, y además que llamen la atención del resto de la comunidad científica sobre lo investigado. ¡Son muchos requisitos para abordajes relativamente recientes, o aceptados en occidente relativamente hace poco tiempo!

No obstante, ya hay bastantes estudios publicados enfocados en éstos, y numerosas revistas indexadas, con factor de impacto, centradas en publicar investigaciones sobre las terapias complementarias: The Journal of Alternative and Complementary Medicine, Complementary Therapies in Medicine, European Journal of Integrative Medicine… por citar solo algunas.

Por lo tanto, evidencia científica ya comienza a haber sobre muchas de estas terapias. Solo hay que interesarse sobre el tema, hacer una buena búsqueda y leer con espíritu crítico los artículos encontrados.

Por otra parte, los factores individuales, difícilmente controlables, son importantes en el diseño de intervenciones con terapias complementarias y dificultan el diseño y la interpretación de resultados en las investigaciones cuantitativas. El creciente auge de la investigación cualitativa y la complementación de ambos enfoques (cuantitativo-cualitativo) acercarán en futuro próximo la aceptación de las terapias complementarias como conocimiento científico. A partir de ahí entrarán sin problema en la Universidad y en los planes de estudio de las titulaciones universitarias. Tiempo al tiempo.

 

F.S.  ¿Qué aceptación tienen las formaciones que realizáis? (Número de alumnos inscritos/interesados, utilización por éstos en su práctica)

Elena Almazán.-  Normalmente la acogida es muy buena, cierto es que siempre es mayor en los cursos de acupuntura que en el resto, seguramente porque es la técnica mas conocida. Son casi 7 años los que llevo dedicados a la difusión de estas terapias y muchos los alumnos formados conmigo,  con muchos de ellos sigo en contacto directo, y están encantados con los resultados obtenidos en sus consultas.

Lo mejor de este tipo de cursos es que son prácticos casi en su totalidad, con lo cual, el alumno pone en marcha, desde el primer día en su trabajo, lo aprendido en las clases, sin dedicar gran esfuerzo y tiempo a su estudio.

Yolanda Pérez.- En la Universidad de Alcalá, desde el Dpto. de E. y Fisioterapia, se oferta el curso Kinesiología para Fisioterapeutas, organizado en dos niveles y desde el Vicerrectorado de Extensión Universitaria, se oferta el curso de verano Acupuntura para Fisioterapeutas.

El curso Kinesiología Aplicada para Fisioterapeutas, se lleva realizando desde 2013. La acogida ha sido buena en general, fundamentalmente entre los alumnos del Grado de Fisioterapia de esta Universidad, excediéndose en alguna edición el número de interesados de las plazas ofertadas. Concretamente en 2014 hicimos una edición extra del  1º nivel.

Los resultados de las encuestas de satisfacción son muy positivos y los asistentes reconocen el valor de los conocimientos, actitudes y habilidades desarrollados para la práctica profesional.

El curso de verano Acupuntura para Fisioterapeutas suele tener un número menor de interesados, pero siempre los suficientes para que éste se pueda realizar. Igualmente está muy bien valorado por los asistentes.

 

F.S.  Actualmente son pocas las universidades que le dan importancia a estas terapias en el plan de estudios, ¿Crees que las universidades pueden plantearse introducir estos métodos de diagnóstico y tratamiento, poniéndolos al mismo nivel de otras asignaturas de tratamientos como pueden ser electroterapia, hidroterapia o masoterapia, o introduciendo sus métodos de diagnóstico (por ejemplo la kinesiología) en asignaturas de valoración?

Elena Almazán.- Como profesora adjunta en la universidad pública contemplo que es cierto, ni se le da importancia, ni están en los planes de estudio. No obstante, aprecio que en nuestra carrera y profesión, se han introducido importantes cambios en los  últimos años, incluyendo asignaturas especificas en nuestra disciplina como son uroginecología, cardiología, pediatría mucho mas especifica… reconociendo ya a los fisioterapeutas, facultades en mas campos de acción que los tradicionales,  como traumatología, respiratoria, neurología o deportiva, por ejempl.

Creo que la progresión es lenta y segura, poco a poco se ira otorgando más importancia al paciente como un conjunto, y con ello se tendrán que ir incluyendo estas asignaturas dentro de los planes de formación . No obstante, en la actualidad, la osteopatia recoge algún test de kinesiología para valoración y diagnostico, así como seguros de responsabilidad civil de algunos colegios profesionales, respaldan técnicas como la acupuntura,   estos pueden ser buenos ejemplos para comenzar a ver una evolución muy positiva para este tipo de terapias, integrándolas dentro de la fisioterapia, dado que somos nosotros,  los profesionales sanitarios los encargados de tratar de ayudar al paciente en su recuperación total.

Yolanda Pérez.- Mientras la comunidad científica no acoja a estas terapias lo veo difícil. Eso no significa que los estudiantes no deban conocer su existencia, sus principios y ponerla en juego como una posibilidad para complementar sus abordajes fisioterapéuticos, ya que solo así pueden experimentar y, manteniendo un espíritu crítico, decidir si incorporarlas o no. De hecho, asignaturas optativas que las aborden existen en varias universidades, pero no están al mismo nivel que el resto de los contenidos curriculares obligatorios, que es lo que me preguntas.

En relación con esto y llamando la atención sobre ello, lo que tampoco me parece normal es que un graduado en fisioterapia desconozca el papel que cualquier estímulo estresante (sea bioquímico, emocional, energético…) tiene en test muscular, el cambio de respuesta que se produce y la utilidad de esto. Cuando mis estudiantes lo ven, lo viven en sus propios cuerpos, se plantean preguntas, sistemas recios de creencias se ponen en tela de juicio, se abren posibilidades y eso es muy enriquecedor para todos. Desde mi punto de vista, esto debería estar en asignaturas como valoración o cinesiología, pero por ahora se trata de solo de un punto de vista.

 

F.S.   Para terminar, qué es lo que crees que es lo más potente, la mayor ventaja de la fisioterapia actual en España, y que crees que es lo que se debería mejorar.

Elena Almazán.- La ventaja de la fisioterapia actual en España, a diferencia de otros países que comienzan ahora, es la gran posibilidad de especialización que existe, son muchos los compañeros que se dedican a la investigación, y están constantemente publicando estudios y actualizaciones, y creo honestamente que debemos aprovecharnos de ese magnifico trabajo, formándonos en las nuevas terapias que nos presentan, que nos ayudaran a que el tratamiento de nuestro paciente sea mas completo.

Cada vez tenemos campos de acción mas amplios,  y vamos estando presentes en muchos servicios, formando parte de equipos multidisciplinares, la fisioterapia trabajando en conjunto con traumatología , reumatología, neurología, rehabilitación, ginecología, odontologia, foniatria y logopedia, terapia ocupacional, psicología, enfermería, pediatria, digestivo, quemados, cuidados intensivos, oncologia, geriatría, paliativos…

Creo que debería mejorar la información que manejan tanto el resto de profesionales sanitarios, como los mismos pacientes respecto a nuestro trabajo. Nuestro deber  es divulgar todos los campos de acción con los que cuenta actualmente la fisioterapia, y emplear todas las herramientas de las que disponemos para el tratamiento  y mejora de los pacientes.

Yolanda Pérez.- Cada vez la Fisioterapia es más conocida y más demandada por la población, y eso es porque aporta soluciones. Se ha andado mucho en este camino en los últimos 20 años.

Ahora, según lo veo yo, tenemos el reto de incorporar enfoques más integrales que mejoren todavía más la efectividad de nuestro trabajo, de expandir nuestra área de actuación a todos aquellos factores que influye en la capacidad funcional y el movimiento de nuestros pacientes, a tener en cuenta que las personas somos un todo y a dar respuesta a la discapacidad teniendo en cuenta todas las partes de esa unidad que somos.

 

¡GRACIAS!

terapias-alternativas

4 Comments

  1. Juan dice:

    Buenos dias, soy un estudiante interesado en este tema. Hace poco me encontre con la bioneuroemocion y las ideas de Hammer, que me parecen sumanente interesantes. ¿Que opinan sobre el abordaje de Hammer del cancer? Me gustaria comocer cual es la causa real del mismo. Un cordial saludo!

    • Hola Juan. Lo primero gracias por escribir en nuestro blog. Actualmente, no disponemos de estudios con relevancia clínica del tema que nos propones en la literatura científica. Por ello, decidimos hacer una entrevista a las personas expertas en este campo. No obstante, nos mantendremos informados por si encontramos información de calidad para poder publicarlo y hacértelo saber. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *