El “cupping” o ventosas: ¿Qué dice la evidencia científica?

Seguro que nadie ha pasado por alto en los juegos olímpicos las marcas que mostraba Michael Phelps tras haber recibido un tratamiento mediante ventosas, o cupping. Tras esta aparición, muchos pacientes han querido probar esta técnica, muchos fisioterapeutas se han formado en ella y otros muchos otros la desechan por falta de evidencia científica. ¿Existen estudios que muestren su eficacia? ¿Aunque no los existan, producen beneficios o es sólo un placebo? ¿Presentan riesgos si no se aplican correctamente? Vamos a hablar de ello.

michael-phelps-cupping

EN QUÉ CONSISTE EL CUPPING

El “cupping” o la terapia con ventosas, se utiliza en la medicina tradicional china y data de más de 2000 años de antigüedad. El mecanismo de acción no está claro, pero algunos investigadores sugieren que la colocación de las ventosas en puntos concretos de la piel, produce una succión que provoca hiperemia o hemólisis, con resultados terapéuticos.

Según la medicina tradicional china, estos puntos donde se colocan las ventosas son los puntos Ashi, y existen diferentes métodos de aplicación. El método tradicional se realiza encendiendo un trozo de algodón, que se coloca en una ventosa de vidrio, produciendo una combustión de oxígeno que genera un vacío, succionando la piel. En la terapia occidental, los fisioterapeutas utilizan ventosas de plástico con una válvula. Los modos de aplicación son los siguientes:

Ventosas fijas (retained cupping): se fija la ventosa de 3’ a 5’sobre puntos específicos para tratar aquellos puntos reflejos viscerales, así como para el tratamiento muscular.

Masaje con ventosa (moving cupping): se aplica aceite para favorecer el deslizamiento de la ventosa, realizando un masaje con un objetivo circulatorio.

Ventosa rápida (flash cupping): se colocan las ventosas produciendo el vacío y se retiran de inmediato (3´´-4´´).

Sangrado con ventosa (needing cupping):  Se pincha la piel en una zona congestionada o inflamada, y se coloca la ventosa provocando un pequeño sangrado.

El tiempo de aplicación depende de la tolerancia que existe en el tejido. Las reacciones que provoca son poco frecuentes pero normales en el tratamiento: hematomas o marcas circulares.

 

¿QUÉ EFECTOS FISIOLÓGICOS PRODUCE EL CUPPING?

Si observamos la información en la red, de profesionales y formaciones en fisioterapia, podemos ver que los beneficios que tiene la terapia del cupping son los siguientes:

Aumento de la circulación sanguínea y linfática

Disminución del dolor

Aumento del metabolismo

Aumento de la nutrición y oxigenación tisular

Hiperemia local

Depuración

Liberación miofascial

Efecto relajante muscular. Disminución del dolor musculoesquelético

Disminución de la inflamación

Muchos de estos beneficios son vistos en la práctica clínica y confirmados por los pacientes, pero debemos consultar la literatura científica para comprobar si es un efecto placebo o realmente esta técnica es tan efectiva.

 

¿QUÉ NOS DICE LA EVIDENCIA CIENTÍFICA?

Los estudios muestran que la aplicación de ventosas para el dolor de espalda es efectiva, mediante el mecanismo de congestión e interrupción de la circulación sanguínea, deteniendo los procesos inflamatorios. Otros estudios postulan que el cupping podría dirigirse al sistema nervioso autónomo y ayudar a reducir el dolor. Los resultados de la más reciente revisión sistemática muestran efectividad para tratar disfunciones como el herpes zóster, acné, parálisis facial y espondilosis cervical.

La técnica de ventosas combinada con otros tratamientos muestran resultados positivos, y su bajo  coste,  su  fácil  aplicación  y  sus  escasos efectos adversos, hacen de esta técnica un tratamiento de elección para el manejo del dolor. No muestra interacciones combinada con otras terapias y los efectos secundarios derivados son muy bajos.

De manera similar a la acupuntura, el cupping está basado en canales energéticos (meridianos) y puntos de acupuntura. Pero, desde el punto de vista de la medicina occidental, existe poca evidencia. Las revisiones sistemáticas, incluso realizadas por profesionales de la medicina tradicional china, sugieren que se debe investigar más para estandarizar los protocolos: tipos de ventosas, número de sesiones y frecuencia, etc.

Todos los autores concluyen en que los resultados no son significativos como para afirmar conclusiones, y es necesario continuar en la línea de investigación para elaborar conclusiones definitivas.

En Madrid, el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) ha avisado de que la técnica del ‘cupping’, no tiene evidencia científica de los beneficios que, en comparación con otras terapias, pueden aportar a la musculatura, y alerta de que si se va a realizar el tratamiento, sea por profesionales cualificados y con máquinas que controlen la succión.

Cupping 

Bibliografía:

Huijuan Cao, Xun Li, Jianping Liu. An Updated Review of the Efficacy of Cupping Therapy. Published: February 28, 2012,

Jong-InKim et Al. Review Article: Cupping for Treating Pain: A Systematic Review. Hindawi Publishing Corporation Evidence-Based Complementaryand Alternative Medicine Volume 2011, ArticleID 467014,7 pages doi:10.1093/ecam/nep035

La técnica de Cupping o Ventosas, ¿Tiene verdaderos efectos o es un placebo?. (2017). Fisioterapia-online.com. Retrieved 24 January 2017, from  

Los fisioterapeutas avisan de que la técnica del ‘cupping’ usada por Phelps no tiene evidencia científica. (2017). lainformacion. Retrieved 24 January 2017, 

Saz, S., Saz-Peiro, P. Revisión bibliográfica del tratamiento del dolor de espalda mediante ventosas. MEDICINA NATURISTA,  2013;  Vol.  7  -­  N.º  2:  87-­93 I.S.S.N.:  1576-­3080

Villagómez Ibarra, Luis Andrés. LA TÉCNICA CUPPING COMO COMPLEMENTO EN EL TRATAMIENTO FISIOTERAPÉUTICO DE LA CERVICALGIA MECÁNICA EN EL PERSONAL ADMINISTRATIVO DE LA PASTORAL SOCIAL CARITAS AMBATO (2017). Retrieved 24 January 2017,

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *